Educación destina 19 millones de euros a proyectos educativos del Programa Erasmus

El Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (Sepie) ha adjudicado ayudas por un importe de 19 millones de euros para financiar 173 proyectos de asociaciones de intercambio escolar del programa Erasmus. Esta cantidad (18.909.666 euros), supone un incremento de un 44% con respecto a la adjudicada en la convocatoria anterior.

Así lo recoge la resolución de solicitudes seleccionadas de la convocatoria de 2018 de asociaciones de intercambio escolar (KA229) del programa Erasmus+ de la Unión Europea. El principal objetivo de la misma es, según informó el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, “fortalecer la dimensión europea en los centros educativos participantes para reforzar su capacidad de cooperación europea y su habilidad para hacer frente a nuevos desafíos”.

Los proyectos se llevarán a cabo con otros centros educativos de toda Europa y contemplan actividades de enseñanza, aprendizaje y formación, como intercambios de corta duración entre grupos de estudiantes -de tres días a dos meses-, movilidades de larga duración -de dos a doce meses para alumnado de Educación Secundaria, a partir de 14 años- y eventos de formación conjunta de corta duración para docentes -de tres días a dos meses-.

La duración de estos proyectos es de 12 a 24 meses, y hasta de 36 meses si incluyen movilidades de larga duración del alumnado de Educación Secundaria de al menos 14 años en el momento de realizar la movilidad. En estos proyectos participan entre dos y seis centros educativos.

Según el Ministerio, el interés de los centros educativos españoles en participar, y es que España se ha situado en esta convocatoria en el segundo puesto en cuanto a demanda de participación, por delante de países como Alemania, Francia y Italia.

Además, según el Ejecutivo, “los resultados de estas actividades se traducirán en la mejora de la calidad de la educación y la adopción de medidas encaminadas a potenciar la inclusión social, trabajar en torno al valor social y educativo del patrimonio cultural europeo y prevenir el abandono escolar temprano”.