El 86% de los Erasmus que llegan a España se quieren quedar cuando acaba su beca

A la hora de elegir un país de destino donde cursar un Erasmus, los estudiantes valoran el idioma, la calidad y coste de la vida, la cultura, incluso el clima y la vida social. Teniendo en cuenta estos criterios, y según las encuestas realizadas, se puede confirmar eso de que “en España como en ningún sitio”. Pero ya no es que vengan. Es que luego, si pudieran, se quedarían.

Según revela una encuesta realizada por Uniplaces y Erasmus Student Network Spain (ESN) –con las opiniones de más de 2.000 Erasmus–, el 69% eligió España por su vida social y cultural. De todos aquellos que luego tuvieron la oportunidad de disfrutar su beca Erasmus en España, el 86% quieren quedarse en nuestro país al finalizar la beca. Los datos recogidos por esre estudio ofrecen la visión –muy distinta– que tienen los estudiantes antes y después de llegar a España.

En una primera impresión sobre los españoles, un 49% de los encuestados asegura les consideraba “personas muy vagas”, el 40% pensaba que “siempre estaban de fiesta” y el 42% les veía como personas muy religiosas. Antes de conocer a fondo los hábitos, la cultura y la sociedad española, los jóvenes extranjeros identificaban España con la paella (80%), el Real Madrid (73%) e Ibiza (72%).

Tras haber vivido aquí, el 30% de los estudiantes cree que lo más atrayente del país es su historia y sus costumbres. El 67% coincide en que España es uno de los países europeos donde es más fácil hacer amigos, “dado el carácter alegre y abierto de la mayoría de los españoles”. Lo que más les cuesta a la hora de adaptarse a España son los horarios españoles (para el 39%) y entender el idioma (al 25%).

Como datos curiosos, el 33% de los Erasmus piensa que la siesta es algo sagrado para los españoles, y el 31% asegura que los españoles hablan con un tono de voz muy alto. Además, el 66% de los estudiantes consideran que la situación económica española “está mejorando y no se encuentra tan mal como esperaban”. Por ello, la idea de buscar un trabajo e instalarse en España una vez acabados sus estudios, les parece “buena idea”.

Hace unas semanas, otra encuesta de Uniplaces –realizada entre más de 26.000 estudiantes de toda Europa– ya evidenciaba la predilección de los Erasmus por España, siendo el país con mayor número de ciudades entre las 20 primeras –con un total de siete: Madrid, Sevilla, Barcelona, Granada, Valencia, Cádiz y Salamanca.

Fuente: 20minutos.es